José Cecilio del Valle

De Wikihistoria
Saltar a: navegación, buscar

La figura de Valle en Centroamérica

Alejandro Gómez


José del Valle fue una de las figuras más destacadas de la política de Guatemala en la etapa enmarcada por la transición del gobierno colonial y la época independiente, destacándose en ambos períodos por sus amplios conocimientos del manejo de la administración pública. La Capitanía General o Reino de Guatemala, hacia 1800, estaba compuesta por quince provincias con distinto rango jerárquico que abarcaban geográficamente todo el territorio de lo que hoy es Centroamérica. En este trabajo utilizaremos los términos Centroamérica y Guatemala como sinónimos, en el caso de referirnos al territorio que hoy ocupa la actual nación de Guatemala lo haremos señalando que es el Estado de Guatemala, que era una de las provincias de Centroamérica hasta finales de la década de 1830.

Nacido en Choluteca, actual territorio de Honduras, en 1777, de joven se trasladó a la ciudad de Guatemala donde ingresó a la Universidad de San Carlos obteniendo el título de Bachiller en 1794, el de Bachiller en Derecho Civil y Canónico en 1799, y su Licenciatura en Abogacía en 1803. Justamente en aquellos años la universidad atravesaba una serie de transformaciones en sus planes de estudios, los que eran impulsados por su mentor el Padre José Antonio Liendo y Goicoechea.

Gracias a su profundo conocimiento de las leyes de Castilla e Indias, entre 1803 y l810 fue funcionario del gobierno colonial desempeñándose como Asesor temporal y fiscal para casos de especial importancia en los intereses del Rey, Defensor de Obras Pías y Censor de la Gaceta de Guatemala y Asesor del Consulado de Guatemala.

En 1811, se desempeñó como asesor del nuevo Jefe Político, Capitán General Antonio González por José de Bustamante y Guerra, quien le pidió que elabore las instrucciones para elegir diputados representantes a las Cortes en España y los Ayuntamientos en Guatemala, tal como lo estipulaba la Constitución de Cádiz de 1812. Aunque Bustamante hizo todo lo posible por obstaculizar la aplicación de la Constitución, lo cual muchos atribuyeron a la influencia que Valle.

En marzo de 1820, cuando Fernando VII se ve obligado a restaurar la Constitución de 1812, se llevan a cabo en Guatemala elecciones de representantes legislativos y ejecutivos, oportunidad en la que Valle fue elegido Alcalde de la Ciudad de Guatemala a comienzos de 1821, desempeñándose en este cargo hasta mayo de ese año cuando fue nombrado Auditor de Guerra. Meses después Valle sería el redactor del Acta de Independencia del 15 de septiembre de 1821.

En enero de 1822, cuando Guatemala se anexó al México de Iturbide, Valle fue elegido representante del Congreso en ese país (los 18 meses que Valle permaneció en México fue el único viaje que hizo fuera de Centroamérica), pero el 27 de agosto de 1822 fue encarcelado (junto a otros diputados) acusado de conspirar contra Iturbide, aunque paradójicamente meses después, en febrero de 1823, éste lo libera para nombralo Secretario de Exteriores y Asuntos Domésticos, cargo que desempeña hasta finales de marzo de 1823, retornando a Guatemala en enero de 1824 para ocupar un lugar en el Segundo Triunvirato hasta 1825. Ese año el salvadoreño José Manuel de Arce es elegido Presidente por el Congreso que le otorgó el triunfo por sobre Valle quien había obtenido más votos en primera instancia.

Con la derrota electoral Valle comenzó a alejarse de la arena política, lo cual le dejó más tiempo para dedicarse a estudiar y escribir sobre diversos temas que ocupaban su interés, e inclusive por aquellos años se ocupó de cultivar su relación epistolar con Jeremy Bentham, Humboldt, el Conde Pecchio y Flores Estrada, entre otros. En 1830, una vez finalizar la guerra civil iniciada a finales de 1826, el nuevo presidente Francisco Morazán, le ofrece a Valle el cargo de embajador en Francia pero éste rechazó el ofrecimiento, así como lo hizo con el cargo de Vicepresidente; aunque sí aceptó ocupar cargos académicos como el de Director de la Sociedad Económica y el de Director del Departamento de Humanidades de la Universidad San Carlos. Parecía que Valle estaba definitivamente alejado de la política hasta que a comienzos de 1834 vuelve a ser elegido Presidente de Centroamérica, aunque no llegó a asumir porque fallece el 2 de marzo de ese año en las cercanías de la ciudad de Guatemala.

Como podemos ver en estas breves líneas, José del Valle fue una persona que supo cabalgar como pocos en su tiempo la transición política del período colonial a la época independiente. Muchos autores que se dedicaron a estudiar su figura y la política centroamericana de las primeras tres décadas del siglo diecinueve, afirmaron que esta capacidad de mantenerse siempre en la cima del poder se debió a su carácter especulador y acomodaticio. Por nuestra parte creemos que si se hace un análisis un poco más profundo de las cambiantes condiciones por las que pasaba la región en aquellos años, podemos afirmar que José del Valle fue uno de los que mejor interpretó la circunstancias en las que le tocó desempeñarse. Como el mismo decía, “lo único permanente es el cambio”.

Su legado quedó plasmado en una serie de artículos, discursos y proyectos en los que identificaba los males que sumían a la Nación en el atraso, al mismo tiempo que proponía una serie de soluciones para salir de esa situación. Era optimista en cuanto al potencial de Guatemala, pero sabía que para realizar ese potencial habría que hacer una gran inversión en educación e infraestructura, involucrando a todos los habitantes de la región en el proyecto de nación que tenía en mente. Desafortunadamente, sus ideas no llegaron a implementarse, ya que en los primeros años de vida independiente el país tuvo serias dificultades políticas y económicas que, en última instancia, llevaron a la desintegración de Centroamérica.